Centolla cocida

Colocar las centollas en una olla con agua, sal y laurel (opcional). Cocer aproximadamente media hora.
Se escurren rápidamente y se dejan enfriar. Esta es la forma más habitual de descubrir el verdadero sabor de una centolla. Pero sus posibilidades no tienen límites, y es ideal en la elaboración de salpicones, pasteles o en changurro, del que gustan en el País Vasco.

centolla